Aceites esenciales básicos

Estos son los aceites esenciales básicos con sus beneficios, características y usos principales.

Cabe recordar la importancia de la calidad de los aceites para poder aprovechar todos sus beneficios. Éstos deberían ser 100% puros y naturales, sin otros ingredientes o productos añadidos, y si es posible de origen biológico.

Este es el aceite esencial muy versátil, quizá uno de los más útiles y usados. Tiene un aroma floral dulce y delicado.

Entre sus increíbles propiedades destacan las de analgésico, antiséptico, antibiótico, antidepresivo, anti bacteriano, descongestivo y sedante. 

 

Es un aceite ligero, refrescante y purificante. Excelente como antiséptico y desinfectante.

Aporta alegría y buen humor, limpia  los ambientes cargados. También ayuda a concentrarse y rebaja el nivel de estrés favoreciendo la relajación.

Este aceite esencial es refrescante y vigorizante.  Favorece la digestión, elimina pesadez tras las comidas, nauseas y cefaleas. 

Es diurética, bactericida y antiséptica. Muy usada también en afecciones respiratorias como asma, tos o bronquitis por su acción antiespasmódica.

Se trata de un aceite muy aromático y tonificante. Estimula las funciones circulatoria, cardiaca y respiratoria y facilita la digestión.

 Además, es esencialmente antiséptica por lo que es muy utilizada para preparaciones antisépticas o en difusores para limpieza del ambiente.

Este aceite tiene un aroma suave, dulce y delicioso. Tiene propiedades sedantes y relajantes. 

Muy empleado en difusores de aroma, para obtener una agradable sensación de frescor en el hogar o en el trabajo. En este caso puede emplearse sólo o combinado con otros aceites como canela, menta o lavanda.

Actúa como fortalecedor y vigorizante, muy apropiado para personas con baja tensión sanguínea. 

Además es tonificante y activador de la circulación. Aunque, su más destacada virtud es su gran poder antirreumático, muy útil para dolores óseos y de articulaciones.

Es un aceite estimulante y astringente, excelente contra los dolores y molestias. Es uno de los mejores aceites antisépticos y antivirales. 

Además, por sus excelente propiedad balsámica, se emplea mucho para combatir resfriados y catarros. Añade unas gotas a tu difusor y despeja las vías respiratorias de forma natural.

Es el aceite esencial con mejores propiedades antivíricas. Es eficaz también contra las bacterias y hongos. Actúa también como estimulante del sistema inmunológico y tiene efecto refrescante.

Muy empleado como repelente de piojos, se puede añadir 2-3 gotas en el champú para el lavado del cabello..