¿Qué son los difusores de aceites esenciales?

Un difusor es un pequeño dispositivo muy utilizado en aromaterapia que se utiliza para vaporizar en frío mediante vibraciones ultrasónicas una solución de agua y aceites esenciales, generando así millones de micro partículas en forma de una bruma aromática.

Cuando se inhalan estos aceites, nos aportan sus beneficios, humidifican, sanean y aromatizan el ambiente. El sentido del olfato es uno de los más sensibles, y puedes crear un olor que se convierta en la seña de identidad de tu hogar.

Hay que destacar que cada uno de los aceites esenciales posee un efecto determinado sobre el organismo: reducen el estrés, aportan relajación, mejoran el ánimo y aportan una sensación de bienestar generalizada. Pudiendo también hacerse combinaciones de varios aceites para potenciar su efecto.

La aromaterapia es una práctica que cada día se hace más popular porque brinda bienestar a nuestra salud física y emocional; y es por eso que el uso de difusores es cada vez más común en hogares y lugares de trabajo.

En la mayoría de los casos, los difusores funcionan también como humidificadores. Por lo tanto, cumplirán con una doble función que resulta muy práctica.

A la hora de comprar un difusor debes tener en cuenta algunas prestaciones importantes tales como si dispone de temporizador, mando a distancia, distintos programas, si cambia de color y otras características importantes como son la capacidad de agua, dimensiones y materiales de fabricación, etc.

No todos los difusores de aromaterapia son iguales, por lo que nuestro consejo es que busques un difusor y unos aceites esenciales de calidad, que sean seguros y resistentes.